jueves, 25 de agosto de 2011

Esperando a Irene




Es la canción del pueblito de Les Luthiers una y otra vez: después del terremoto, llega la inundación.

Tras la sacudida del martes (que en honor a la verdad, muchos ni siquiera sintieron) y para que cambiemos de tema, llega Irene, a aguarnos el fin de semana.

Por el momento todo es especulaciones y preparativos: juntar agua, comprar alimentos, asegurarse de tener la medicina necesaria y la gente atacada en los supermercados como si fuera el fin del mundo (y no tuviesen comida para durar cuatro días), a llenar la heladera de leche, a ver qué hacemos cuando se corte la luz.

Las estaciones de servicio están comenzando a registrar algunas colas, los bancos aun no anunciaron inconvenientes. Esos son dos de los lugares más vulnerables cuando se corta la luz: no funcionan las maquinas de despacho de combustible ni los cajeros automáticos o las tarjetas de crédito.

El Alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, aconsejo a los habitantes de la Gran Manzana que se preparen para lo peor, compren lo necesario y se queden en sus hogares. Luego del fiasco del martes, donde se evacuaron los edificios (la última medida a tomar en caso de terremoto) las autoridades se quieren asegurar que esta vez, hacen bien los deberes.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, famoso por quedarse de vacaciones en Disney cuando llego la primer gran nevada al estado, anuncio que evacuara a su familia del lugar de verano en la costa y recomienda que todos los turistas hagan lo mismo. Hace una hora se dicto la evacuación obligatoria de la ciudad balnearia de Cape May, por donde prevén entrara la tormenta el fin de semana.

Mientras escribo esta nota anuncian la ampliación del “Huracan Watch” hasta la zona de playas de Sandy Hook. A cargar las IPods, computadoras y teléfonos (aunque la emergencia del martes trajo tristes recuerdos del 11 de septiembre: los celulares no funcionaron después del movimiento sísmico). A las 5 de la tarde, el gobernador Andrew Cuomo declara el Estado de Emergencia para Nueva York, sumándose a Nueva jersey.

Por supuesto que Irene es el tema del día; refugios, procedimientos, listas y mapas hasta el hartazgo. Para romper la monotonía y mantener la costumbre algunas tiendas anuncian grandes ventas online. Este debería ser un fin de semana importante para las ventas ya que en menos de dos semanas empiezan las clases. Los sitios Web promocionan ofertas y envíos sin cargo a los interesados.

Si algo aprendimos del movimiento sísmico del martes es como la tecnología ha impactado en la forma en que reaccionamos y nos comunicamos. Mientras los adultos nos colgábamos desesperados de los teléfonos en busca de una señal, los jóvenes se volcaron a las redes sociales (especialmente Facebook) para ver qué había sucedido.

Reviso mi Fb. La gente habla de las colas en las estaciones de servicio y mi amigo en Florida festeja que zafaron de Irene, gracias Martin. Pero aprendo mi lección: la computadora tendrá carga para funcionar varias horas y si bien hasta el momento, solo nos queda esperar, seguiremos actualizando esta situación via Twitter en: http://twitter.com/PatoMdP.

Y que Irene sea mucho ruido, pero pocas nueces.

Patricia Munoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

-